Vida luego del Retinoblastoma

Vida luego del Retinoblastoma

La Vida luego del Retinoblastoma

Por su salud en general y para prevenir enfermedades, la vida luego del retinoblastoma debe cambiar. Es conveniente adoptar hábitos saludables, así como continuar realizándose los controles y exámenes de detección  con un médico de confianza. Los sobrevivientes que fueron tratados con quimioterapia o radiación deben ser evaluados constantemente para detectar efectos secundaríos de la terapia.

Algunas de las recomendaciones, para llevar una vida normal son:

Evaluación Médica Constante

Los niños deberán someterse a exámenes regulares, que incluyen exámenes bajo anestesia, durante todo el tratamiento y durante un periodo posterior a este.  Si existe  recurrencia del cáncer, pero se detecta a tiempo, los tratamientos pueden ser muy eficaces. El equipo médico del niño determinara la frecuencia y duración de la atención de seguimiento.

Salud general del ojo

El seguimiento de por vida para mantener la salud del ojo es importante para todos los sobrevivientes de retinoblastoma. Se recomienda que un oftalmólogo practique un examen ocular por lo menos una vez al año.  Si la pérdida de visión es significativa, puede ser útil obtener una orden de consulta para un especialista en visión deficiente. También se deben usar gafas protectoras para prevenir lesiones en los ojos.

Ojo artificial tras la Enucleación

Si el tratamiento incluyó la extirpación quirúrgica del ojo, se colocará un implante ocular al momento de la operación. Cuando la cavidad se haya curado, el niño puede recibir un ojo artificial (prótesis). Pueden lograrse muy buenos resultados ya que la prótesis se personaliza para el paciente.  Se recomienda que los pacientes con una prótesis ocular se sometan a exámenes anuales realizados por un especialista.

Proteger la visión y mantener la salud ocular

  • Realizarse exámenes oculares con frecuencia.
  • Usar gafas de sol con protección UV.
  • Usar gafas protectoras en todo momento, especialmente al practicar deportes, o realizar actividades que lo requieran.
  • Evitar los objetos y las actividades que pongan en riesgo los ojos .
  • Asistir al médico cuando se presente cualquier signo de lesión o infección ocular.

Fuente:

https://together.stjude.org/es-us/acerca-del-c%C3%A1ncer-pedi%C3%A1trico/tipos/retinoblastoma.html

Servicios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *