Tratamiento del Retinoblastoma

tratamiento del retinoblastoma

Tratamiento del retinoblastoma

El retinoblastoma es una enfermedad curable, pero si no se trata a tiempo puede ser mortal. El tratamiento del retinoblastoma es individualizado para cada paciente.

El tratamiento del retinoblastoma es multidisciplinario, es decir depende de muchos especialistas con el objetivo común de curar este cáncer.

En la actualidad hay muchos terapias disponibles que se pueden utilizar solas o combinadas. La elección de los tratamientos depende de los objetivos planteados por el especialistas que por sobre todo es salvar la vida del niño, el ojo y su función.

Por lo tanto depende de la edad del niño, si uno o ambos ojos están afectados y si el cáncer se ha diseminado a otras partes del cuerpo. Muchos de los tratamientos que ofrecemos se pueden realizar de manera ambulatoria, de manera que no requieren ser internados en la clínica.

A continuación describiremos las diferentes modalidades de tratamiento:

Quimioterapia ultraselectiva de la arteria oftálmica

En el Perú, hemos sido pioneros en el uso de esta técnica. Comúnmente se le llama quimioterapia intrarterial (QTIAS). Se realiza de forma ambulatoria e implica inyectar medicamentos de quimioterapia directamente en el la arteria que conduce sangre al ojo (arteria oftálmica).

Inicialmente el paciente es anestesiado, luego, se inserta un tubo delgado a través de un vaso sanguíneo en la parte superior de la pierna y se va avanzando hasta llegar a la arteria del ojo. Luego se inyecta la quimioterapia en el ojo. Este método minimiza la exposición del cuerpo a los medicamentos quimioterápicos en la sangre y reduce los efectos secundarios.

El número promedio de sesiones de tratamiento es de aproximadamente de tres a seis para cada ojo, y cada sesión se realiza en intervalos de cuatro semanas. También suele ser necesario un tratamiento adicional con terapia con láser llamado termoterapia transpupilar (TTT), crioterapia, radioterapia e inyecciones intraoculares (intravítreas).

A diferencia de la quimioterapia intravenosa sistémica tradicional, la QTIAS no requiere que el paciente tenga colocado un catéter en el brazo o el cuellopara recibir la quimioterapia. Los niños que reciben la QTIAS experimentan menores efectos secundarios que los niños tratados con quimioterapia sistémica. La QTIAS puede causar neutropenia leve (es decir una disminución en el número de glóbulos blancos) e hinchazón localizada, enrojecimiento, y a veces, incomodidad leve durante unos pocos días. Menos del 1% de los niños requieren transfusiones de sangre.

Terapia laser: Termoterapia transpupilar o TTT

La terapia con láser es un tratamiento no invasivo y ambulatorio para el retinoblastoma. Los láseres destruyen muy eficazmente tumores de retinoblastoma más pequeños. Este tipo de tratamiento generalmente se realiza enfocando la luz a través de la pupila sobre y alrededor del tumor. La luz calienta lentamente el tumor, destruyéndolo.

El tratamiento con láser se realiza bajo anestesia general usualmente, y no causa ningún dolor postoperatorio y no requiere medicamentos postoperatorios.

Crioterapia

La crioterapia congela los tumores del retinoblastoma más pequeños, sobretodo aquellos que están situados en la periferie de la retina. Se coloca una sonda similar a un bolígrafo en la capa exterior del globo ocular al lado del tumor, y el tumor se congela. Se realiza bajo anestesia general en forma ambulatoria. La crioterapia puede necesitar repetirse varias veces para destruir con éxito todas las células cancerosas.

La crioterapia hace que los ojos y los párpados se hinchen de uno a cinco días; a veces el hinchazón es grande en el niño, de manera que no puede abrir los párpados por unos días. Esto puede asustar a los padres, pero generalmente esto es transitorio e inofensivo. Las gotas para los ojos o pomadas pueden ayudar a reducir la hinchazón.

Diagnóstico de retinoblastoma en Retinokids
Expertos en Retinoblastoma
Consulte nuestros programas
Cirugía y rehabilitacion para retinoblastoma en Retinokids
Tratamientos individualizados
Brindamos los tratamientos actuales en el mundo
Consulta especializada de retinoblastoma enRetinokids
Comprometidos con la salud ocular
Salvamos vidas, salvamos ojos, salvamos visión
Diagnostico de retinoblastoma en Retinokids
Experiencia en Retinoblastoma
Equipo multidisciplinario a su servicio
Segunda opinión sobre el retinoblastoma
Consejería genética
Despejamos sus dudas sobre Retinoblastoma
tratamiento laser para retinoblastoma en Retinokids
Todos los tratamientos a su alcance

Cuéntenos su caso

(51) 985 419 421
(01) 735 1471

El diagnóstico oportuno, permitirá mejores resultados en su tratamiento. En Retinokids contamos con los mejores especialistas y tratamientos.

Quimioterapia intraocular

La quimioterapia intraocular o intravítrea consiste en inyectar una pequeña cantidad de quimioterapia a través de la pared del ojo y dentro del humor vítreo. El procedimiento se realiza de forma ambulatoria mientras el niño se encuentra bajo anestesia. Por lo general, los tratamientos se administran mensualmente durante un promedio de 3 a 4 veces.

Estos tratamientos no suelen causar ningún dolor, aunque la parte blanca del ojo a veces puede aparecer de color rojo durante un par de días. Para estar seguro de la aplicación se utiliza criocongelación en el sitio de la inyección.

La quimioterapia intravítrea es particularmente útil  cuando el cáncer se disemina en la gelatina que rellena el ojo llamado vítreo (Siembras vítreas),  estos pequeños fragmentos de tumor  se desprenden y quedan en la gelatina del ojo. De vez en cuando este método se puede combinar con quimioterapia periocular.

Quimioterapia periocular

En este método se inyecta quimioterapia en una de las capas de tejido que rodean el ojo. La aguja no entra en el ojo. En su lugar, la quimioterapia baña la parte exterior del ojo y pasa a través de la pared, dentro del ojo.

Este tratamiento se puede administrar junto con otras terapias (QTIAS, o quimioterapia intravítrea). Los pacientes pueden experimentar una leve hinchazón y enrojecimiento de sus ojos y párpados durante un par de días.

Quimioterapia sistémica

La quimioterapia es administra a través de la vena. El medicamento ingresa en el torrente sanguíneo y, a medida que pasa a través del ojo, reduce los tumores. Este proceso también se llama quimiorreducción.

 Esta modalidad permite reducir los tumores, pero rara vez se obtiene curar el retinoblastoma por sí solo, es necesario incluir otros modalidades de tratamiento. Este tipo de quimioterapia se administra mensualmente en forma ambulatoria. Nuestros especialistas en oncología pediátrica controla la dosis de quimioterapia y cualquier efecto secundario.

Enucleación

Durante una enucleación, el ojo es retirado quirúrgicamente. Desde que se desarrollaron los múltiples métodos de tratamiento y sobre todo QTIAS , la necesidad de enuclear ojos se ha reducido dramáticamente. Sin embargo, sigue siendo la mejor opción de tratamiento para el retinoblastoma cuando este cáncer está  avanzado y no se ha logrado controlar con los tratamientos disponibles.

El procedimiento se realiza bajo anestesia general. En la operación, se extrae todo el ojo, junto con un fragmento del nervio óptico, y se envía a un patólogo para que lo examine bajo un microscopio. Con la enucleación, el ojo se elimina por completo. La eliminación completa del ojo es la única forma de eliminar el cáncer del cuerpo. Es imposible eliminar quirúrgicamente el cáncer y conservar el ojo.
La ceja, los párpados y los músculos del ojo se dejan en su lugar, no se ven afectados por esta cirugía. El niño podrá  parpadear, mover sus cejas, y producir lágrimas sin problemas . La operación toma menos de una hora y no es dolorosa. Los niños van a casa el mismo día y generalmente son examinados en  el consultorio en los días siguientes.

¿Como se realiza la Enucleación?

Antes del procedimiento, el médico oftalmólogo oncólogo, en presencia de la familia, marcará sus iniciales sobre el ojo que se someterá a cirugía. Esto asegura que el ojo correcto sea el retirado. La operación dura menos de una hora y no es dolorosa. Se coloca una bola de goma plástica o coral donde se encontraba el ojo para que no haya cavidad o agujero. Los niños van a casa el mismo día; usted recibirá instrucciones sobre cómo cuidar el sitio.

Después de que desinflame la cuenca del ojo, esta se verá como el tejido en la parte interior del labio. Al niño se le puede ajustar una prótesis (un ojo falso)  aproximadamente entre 4 a 6 semanas después de la operación.

Un protesista ocular  (un técnico artista) elaborará la prótesis de plástico para
que se vea exactamente igual al otro ojo. Dado que los músculos alrededor del ojo no están unidos a la prótesis, esta no se mueve tan bien como el ojo natural. La prótesis ocular tiende a moverse mejor hacia arriba y abajo de lo que lo hace de un lado a otro. Actualmente no existe una manera de trasplantar o reemplazar un ojo entero.

Servicios

Placas radiactivas

Desde hace un poco menos de 100 años atrás, se ideó usar unos discos de material radiactivo en forma de placa  para irradiar al retinoblastoma. El retinoblastoma es sensible a la radiación, y afortunadamente el retinoblastoma (a diferencia de la mayoría de otros tipos de cáncer) se puede curar de forma permanente con la radiación.

 Hoy en día,  se utiliza con menos frecuencia, ya que puede tener efectos secundarios a largo plazo y porque están disponibles tratamientos más seguros, se utiliza yodo 125 o rutenio 106, y las placas se construyen a medida para cada niño. Hemos tenido experiencia utilizando este tipo de placas en nuestro país.

El niño se hospitaliza para este procedimiento, y se somete a dos operaciones separadas, una para insertar la placa y otra para extraerla, durante tres días.Los efectos secundarios de la radioterapia externa es más probable que ocurran en aquellos que fueron tratados en su primer año de vida y en aquellos que tienen la forma genética de retinoblastoma.

Contáctenos

Oncología Ocular
Oncosalud
Retina y mácula consultores
Sociedad peruana de oftalmología