Signos de tumores en los ojos

Signos de tumores en los ojos

3 Signos Importantes Para Sospechar Tumores En Los Ojos De Los Niños

Un médico puede descubrir el retinoblastoma durante un  examen ocular. Sin embargo, en ocasiones uno de los padres se da cuenta primero que el ojo del niño se ve diferente. Algunos de los signos de tumores en los ojos  también se presentan en otros problemas visuales, por lo que es de suma importancia consultar a un oftalmólogo pediátrico para realizar una evaluación completa.

¿Existe tumores en los ojos de los niños?

Esta pregunta suelen hacerme los padres de familia con extrañeza y miedo. Sobretodo cuando un familiar esta padeciendo este problema o conocen de alguien cercano. La respuesta, es Si. Si hay tumores que aparecen en los ojos en  los niños, estos suelen ser muy raros de presentación, por eso escuchamos muy poco al respecto, sin embargo existen y es importante saber aspectos básicos para poder sospecharlos.

El ojo es un órgano muy especializado, nos permite la visión, sin embargo es sensible a la aparición de tumores.  Los tumores benignos no condicionan ningún riesgo importante para la vida del paciente, pero su crecimiento si es exagerado podría afectar la visión. Sin embargo, existen tumores malignos, estos son llamados cánceres, porque pueden ser mortales sino reciben tratamiento. El cáncer maligno de ojos que más se conoce se llama Retinoblastoma.

¿Cómo podemos sospecharlo?: 3 signos importantes

A continuación describiremos 3 signos importantes para sospechar de tumores en los ojos de un niño menor de 5 años:

 Signo 1: “Pupila blanca” o “mancha blanca en la niña de los ojos”, o leucocoria.

La leucocoria es llamada también “pupila de color blanco” (La pupila es negra), a menudo los padres refieren que veían una “mancha blanca” en el centro del ojo , o un “pupila blanca” , o tenía “ojos de gato” en uno o ambos ojos de su hijo. Este signo es muy importante porque nos habla que algo esta creciendo en el interior del ojo. Muchos de los padres y familiares se dieron cuenta en las fotografías que les toman a sus hijos y notaban que un ojo estaba de color blanco. Esto es solo un signo, pero que consideramos se debe tomar en cuenta.

Normalmente la pupila es color negro, y cuando se examina el interior del ojo, suele dar un reflejo rojo y no de color blanco. Este signo es de alarma, y es muy importante que el niño sea llevado al especialista, para que descarte cáncer ocular. Este signo se presenta también en enfermedades infecciosas, inflamatorias y congénitas. No dude en llevarlo a su médico oftalmólogo y le realice un fondo de ojo.


Figura de un ojo con leucocoria (pupila blanca)

Signo 2:  Ojo rojo y doloroso

El ojo rojo persistente en los lactantes, y niños menores de 2 años es muy importante que sean estudiados por el oftalmólogo. Generalmente se suele asociar con enfermedades inflamatorias, como las conjuntivitis. Pero debemos considerarlo cuando a pesar de tratamientos este ojo persiste con el color rojo y se acompaña de dolor, cuando esto último ocurre el niño suele vomitar. Otro signo que se asocia es el crecimiento del tamaño del ojo, esto es un signo muy delicado y debe ser evaluado inmediatamente por el especialista.




Signo 3:  Disminución de la función visual y desvío de la mirada

Los niños cuando son pequeños usualmente no tiene desarrollado totalmente la función visual, esto se da en los años siguientes al nacimiento. Sin embargo,  consideramos que un tumor esta dentro del ojo cuando afecta la visión central, y el niño suele desviar la mirada (estrabismo).  Nosotros solemos cubrir el ojo que No está en sospecha, e inmediatamente observamos si hay irritabilidad en el niño, esto porque no puede ver con ese ojo y luego hacemos lo mismo con el otro ojo y comparamos. De presentarse este signo es muy importante que sea valorado por su oftalmólogo para descartar tumores en el ojo.


Foto de la retina de un niño con unos tumores de color blanco redondeados llamados retinoblastomas

¿Qué hacer si encuentro alguna característica en los ojos de un niño?

De presentarse alguno de estos signos, póngase en contacto con su oftalmólogo, que le realicen un  examen completo que incluya un fondo de ojo. De ser posible le solicitará algún prueba adicional como una ecografía ocular u otro test.


Figura: Ecografías de paciente con retinoblastoma antes y después de su tratamiento

Si usted desea que nuestros expertos evalúen a su niño, contáctenos, y estaremos gustosos de atenderlo.

Servicios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *